O’Carrol 819, Rancagua, Chile.  Fono 72 2238897- 72 2222800 -  (+56) 9 96331530
Clínica Odontológica Rancagua              Acreditada
El mal aliento, principal enemigo del sexo. La   halitosis   es   un   problema   bastante   incómodo   para   muchas   personas   y,   según   un   estudio,   es   lo   que   más   ahuyenta   a las   mujeres   a   la   hora   de   la   intimidad.   Estuvo   por   encima,   incluso,   de   los   problemas   de   erección   y   la   eyaculación precoz. Qué hacer. ¿Qué es la halitosis? Se   llama   halitosis   al   mal   aliento   de   la   cavidad   oral,   algo   frecuente   en   la   mayoría   de   las   personas   al   despertar,   sobre todo   en   los   adultos.   Es   que   las   estructuras   de   la   boca   en   reposo   producen   muy   poca   saliva   y   esa   resequedad   hace   que las   células   muertas   y   las   bacterias   se   adhieran   a   la   lengua   y   al   interior   de   las   mejillas   y   acumulen   mal   olor.   El problema   es   que   para   mucha   gente   esta   incómoda   situación   va   más   allá   del   suceso   matinal   y,   para   colmo,   ni   siquiera lo   advierten   porque   los   receptores   de   su   nariz   se   bloquean   y   acaban   por   no   responder   al   constante   flujo   de   efluvios fétidos. Lo   complicado   es   que   quienes   rodean   a   quien   tiene   mal   aliento   sí   lo   perciben   y   tratar   de   alejarse   discretamente.   El rechazo   social   es   frecuente,   y   ni   hablar   de   un   contacto   más   íntimo.   Este   tipo   de   halitosis   se   debe   a   una   mala   higiene bucal   o   a   ciertos   hábitos   incorrectos   pero   remediables.   El   especialista   puede   recomendar   ejercicios   para   aprender   a respirar   por   la   boca,   o   indicar   cambios   de   hábitos   (dejar   de   fumar,   no   abusar   de   los   dulces),   o   analizar   si   está ingiriendo   algún   medicamento   que   esté   resecando   las   mucosas   bucales,   como   ocurre   con   los   antidepresivos   y   los antihistamínicos. También puede ser consecuencia de alguna dieta hipocalórica o de una prótesis bucal. El   problema   es   que   en   un   porcentaje   bajo   de   casos,   la   halitosis   puede   ser   un   signo   de   alguna   enfermedad:   pólipos, gastritis, sinusitis, estomatitis, trastornos respiratorios, metabólicos o hepáticos, etc. Cómo combatir el mal aliento * Visitar al dentista para que elimine las caries, los daños en la encía y la placa bacteriana. *   Usar   hilo   dental   antes   del   cepillado   para   desprender   restos   de   comida   incrustados   entre   los   dientes   y   enjuagues antisépticos disponibles en el mercado. *   Cepillarse   después   de   cada   comida,   antes   de   ir   a   dormir   y   al   levantarse.   Cepillar   los   dientes   en   todas   sus   caras   y también la lengua. * Masticar chicle o pastillas mentoladas sin azúcar entre las comidas para aumentar la producción de saliva. * Ingerir abundante agua. * Evitar el exceso de tabaco, alcohol, café y alimentos de intenso sabor u olor como el ajo y la cebolla crudos. * Consumir grasas y azúcares con moderación. * Mantenier higienizadas las prótesis dentales. * No permanecer muchas horas sin alimento.